Los ganadores de los Brit Awards les pegan un par de “toques” a los políticos.

Primero ha sido Damon Albarn al recoger el premio a mejor banda británica para Gorillaz, antes de dar las gracias se ha referido al “brexit”:

“Tengo algo que decir y es sobre este país. Lo creáis o no, es un lugar pequeño, algo pequeño pero un sitio encantador, parte de un mundo maravilloso.”

“No dejéis que se aisle,” añadió, “no permitáis que os desgajen. Considerando nuestro tamaño, hacemos grandes cosas en la música. Atesoramos muchos sentimientos. No dejéis que los políticos se interpongan con esa mierda.”

Y al final de la velada fue, Stormzy, el ganador de los premios a mejor album británico y mejor artista en solitario quien, con un torrente de agua cayendo sobre el se dirigió a Teresa May y al Daily Mail haciendo públicos sus reproches. A la Primer Ministro inglesa le preguntó que donde estaba el dinero para Grenfell, refiriéndose a todos los que fallecieron o se quedaron sin hogar en el incendio de la Torre Grenfell en el este de Londres en junio del pasado año. “Theresa May ¿Dónde está el dinero para Grenfell? ¿Piensas que todos nos hemos olvidado de Grenfell?”. Y de paso le regaló al rotativo Daily Mail un “chúpame la polla.”

Otro momento importante de la gala fue la actuación de un Liam Gallagher con barba que hizo una versión acústica del “Live Forever” de Oasis en homenaje a las víctimas del atentado de Manchester.

Por lo demás, este es el resumen de los premios entregados en la ceremonia de los 38 Brit Awards celebrada esta noche en el O2 Arena londinense:

Mejor artista británico en solitario: Stormzy
Mejor artista británica en solitario: Dua Lipa
Mejor single británico: Rag’n’Bone Man – ‘Human’
Mejor grupo británico: Gorillaz
Mejor grupo internacional: Foo Fighters
Mejor nuevo artista británico: Dua Lipa
Vídeo del año de un artista británico: Harry Styles – ‘Sign Of The Times’

Se ha dado la coincidencia de que a la vez que se celebraba esta ceremonia de los Brits (retransmitida en directo por YouTube) desde el Teatro Barceló de Madrid se estaba retransmitiendo en la web de rtve la 5ª Fiesta de Radio 3 Extra. Zapeando de una a otra no podía dejar de pensar en que mientras en el Reino Unido la música es considerada algo importante, no solo en si misma sino también para el PIB del país y tratada como tal, aquí es algo que no cuenta con el más mínimo respaldo institucional, algo que se mueve gracias al esfuerzo e ilusión que le ponen unos pocos. Y si, también es una industria, como la británica, pero marginada y menospreciada por nuestros gobernantes.

No es una cuestión solo de idiomas, ni de proyección internacional, la BBC no programa pensando en los norteamericanos, ni en los australianos, ni en el resto de la comunidad angloparlante mundial, lo hace pensando en los ciudadanos británicos. Y el despliegue que la cadena pública británica hace con sus canales de televisión y emisoras de radio respaldando su música es modélico, algo que además de merecer ser envidiado e imitado debería hacer que a nuestros dirigentes políticos se les cayese la cara de vergüenza, cuando aquí vamos en dirección contraria y en lugar de apoyar esta industria se ha desterrado a la música de la televisión. ¿Para que queremos una radio televisión pública que se comporte como una empresa privada?

La muestra mas evidente de como una televisión pública debe poner sus medios al servicio de la industria musical de su país es el despliegue que cada año la BBC realiza con Glastonbury. Emiten 7 escenarios simultáneamente desde su página web, para que el público pueda ver en cada momento a la banda o artista que prefiera; emiten cada noche, en la primera cadena, en horario de máxima audiencia, el concierto completo del grupo cabeza de cartel y emiten en otras de sus cadenas amplios resúmenes de cada jornada. Y, por supuesto, también está la radio, no solo la televisión e internet. Y lo hacen a la perfección, le dedican el presupuesto y los medios que sean necesarios. No solo es entretenimiento y espectáculo, es una inversión, defienden y promocionan su industria musical.

Este año no hay Glastonbury, se han tomado un año sabático. Pero no se lo ha tomado la BBC, para suplir la ausencia del festival de Glastonbury han multiplicado un evento propio, el Big Weekend, con el que BBC Radio montaba un fin de semana musical, cada año en una ciudad diferente. Este año para suplir a Glastonbury lo han multiplicado por 4, ha pasado de ser el “Big” a ser el “Biggest” y lo llevan a 4 ciudades, una en cada uno de los 4 países que forman Gran Bretaña y van a estar de viernes a lunes emitiendo conciertos desde Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda.

Eso hace la BBC, que además siempre ha tenido buenos programas musicales y aparte de Glastonbury cubre otros festivales británicos como Reading, T in The Park o Belladrum entre otros. Mientras, TVE este año se vuelto a poner en manos de una productora para traer de vuelta un reality llamado “Operación Triunfo” y nos lo quiere vender como programa musical.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí