Tremendamente light y decepcionante el cartel de Coachella 2018

Uno de los más decepcionantes y con menos bandas rockeras que recordamos. El gran festival más madrugador, que se celebra durante dos fines de semana seguidos (con idéntica programación cada uno de ellos) en el desierto de Indio (California), muy cerca del archiconocido -por el disco de U2- parque nacional de Joshua Tree, ha presentado esta madrugada su cartel para la edición de 2018.

Ya se conocía que uno de los cabezas de cartel sería Beyoncé, que se cayó del cartel del pasado año debido a su embarazo, pero que los otros dos cabezas de cartel sean una banda tan mainstream como The Weeknd y la resucitada estrella del RAP  Eminen, resulta, cuando menos, chocante. No ya por el peso, atractivo o nivel de popularidad que puedan tener sino por la ausencia de grandes nombres del panorama rock en al menos una de las cabeceras. Recordemos que en los últimos años han encabezado el festival bandas como AC/DC, Jack White, Guns N´Roses, The Black Keys, Muse o Radiohead.

Y la gama media va en la misma tónica. Algunos os preguntaréis que diablos nos importa aquí un festival que se celebra tan lejos… lo entiendo, pero es que Coachella es un festival que muchos llevamos siguiendo en directo desde hace años a través del streaming, trasnochando, o descargando después los conciertos en Kigonjiro. Y en un año que no tendremos Glastonbury esto supone una enorme decepción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre aquí